jueves, 2 de febrero de 2006

Sin disculpas para los integristas (Sobre las caricaturas de Mahoma)


Militantes de la ‘Yihad Islámica’, islamistas reaccionarios y los musulmanes más radicalizados de varios países árabes se han manifestado en diferentes lugares contra la publicación por parte de un periódico danés de varias caricaturas que, según algunas opiniones, ridiculizan al profeta Mahoma. Los que como dignos representantes de las facciones más reaccionarias, integristas y falsarias de sus respectivas religiones siempre observan afrentas, ataques e injurias allí donde únicamente hay alguien que está expresando una idea o una visión particular del mundo, ya han salido a la calle clamando venganza y exigiendo a los gobiernos occidentales responsabilidades por lo sucedido. De hecho, el propio periódico danés que publicó los dibujos-caricaturas ya ha pedido, en mi opinión innecesariamente, disculpas por lo ocurrido.

Dicen los musulmanes que es un ataque a su religión representar a Mahoma de cualquier manera y más aún cuando la sátira en cuestión lo dibuja de forma hiriente. Pero lo que no dicen los musulmanes es que en ningún lugar de El Corán se afirma que el profeta Mahoma no pueda ser representado y lo que tampoco respetan los islamistas más obtusos es que la libertad de expresión, que para ellos tiene el mismo significado que para los talibanes afganos las estatuas gigantes de Buda que destruyeron en la ciudad de Bamiyán, es un derecho fundamental, laico, civil e individual que atañe a todas las personas muy por encima de las particulares creencia religiosas de cada una de ellas. Los islamistas más fanáticos, incultos, reaccionarios y violentos no quieren ver representado a su profeta ni su religión, pero estos personajes, que tanto gustan de apalear mujeres, de cortar manos, de propinar latigazos, de poner bombas en trenes de metro, de prohibir cualquier manifestación cultural y de amenazar a todo lo que suena a costumbre occidental, han de entender un principio básico y fundamental que jamás van a poder cambiar: la libertad siempre se abre camino y no hay ninguna razón para respetar toda aquella ideología, cultura, tradición o religión que no admita la crítica, el debate, la disidencia, la oposición o, incluso, la burla.
http://www.gonzalez-zorrilla.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...