jueves, 13 de abril de 2006

La banda terrorista ETA es una mafia

El presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra, José Manuel Ayesa, ha denunciado que ETA ha enviado en los últimos días cartas en las que "invita al empresario que la recibe a participar en el proceso de paz a través de una contribución económica", según informa el Diario de Navarra.

Este hecho, además de demostrar, como venimos repitiendo constantemente en este Blog y en nuestra bitácora hermana (Blog del País Vasco), revela no solamente la poca convicción con la que la banda terrorista ETA ha tomado el camino del “alto el fuego permanente”, sino que también pone de manifiesto algo esencial a la hora de estudiar el terrorismo etarra: esta banda criminal, y los organismos paralelos que forman parte de la misma como Batasuna o Segi, es esencialmente un grupo mafioso que entre sus máximos intereses mantiene su enriquecimiento económico. El cinismo, la desvergüenza y el elevado grado de perversión moral y política que hay que tener para extorsionar a los ciudadanos exigiendo a éstos dinero “para participar en el proceso de paz” ha de servir como claro indicativo para que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero y su grupo de expertos entienda de una vez por todas cuál es el auténtico talante de la banda con la que quiere negociar algunos de los fundamentos básicos que cimientan la convivencia en Euskadi y que forman parte esencial del Estado español.
Por otro lado, este comportamiento de los asesinos, que a quienes llevamos padeciendo la realidad socio-política vasca desde hace más años de los que somos capaces de recordar no nos ha sorprendido en absoluto, marca la tendencia de la que puede ser la evolución de los criminales: pasar de cometer asesinatos y quebrantamientos revestidos con tintes “políticos” a ejecutar agresiones y acciones violentas que sean, sencillamente, actos de delincuencia común.
El terrorismo etarra, con más de treinta años de vigencia, ha dado luz al enriquecimiento de no pocos sinvergüenzas en el filo de la legalidad pero, además, ha creado un colectivo de delincuentes a los que “el alto el fuego permanente” lleva directamente a las listas del paro y que, muy probablemente, no van a aceptar su suerte sin hacer lo único que saben hacer: causar daño, provocar dolor, convulsionar a la sociedad y aterrorizar a los demócratas.
Las cartas de extorsión ahora denunciadas por los empresarios navarros es solo un síntoma de lo que puede ocurrir en un futuro próximo. Quines tanto se empeñan en comparar el “alto el fuego permanente” etarra con el proceso por el que el IRA abandonó la actividad terrorista han de tener en cuenta qué es lo que son y en qué se han convertido ahora los miembros que quedan del IRA: burdos delincuentes camorristas que no cesan de llevar a cabo sus prácticas mafiosas en Irlanda del Norte.
www.gonzalez-zorrilla.com

1 comentario:

  1. Anónimo6:13 p. m.

    Homenaje a Juan Manuel Piñuel Villalón, guardia civil asesinado por ETA en la localidad alavesa de Legutiano.
    http://es.youtube.com/watch?v=SYvlo7n2mb4

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...