miércoles, 19 de julio de 2006

Los héroes del “Francisco y Catalina”

El pesquero español “Francisco y Catalina” da cobijo desde hace varios días a 51 inmigrantes “sin papeles” que recogió del mar cuando la pequeña embarcación en la que se encontraban estaba a punto de hundirse.
Tras el rescate, el barco se ha convertido en una especie de buque fantasma y navega por las costas del mediterráneo paseando a estos desheredados de la riqueza en busca de un país que quiera acogerlos y darles refugio. La imagen es dramática cuando se piensan en las decenas de hombres, mujeres y niños hacinados, en unas condiciones de sanitarias calamitosas, en un navío diseñado para pescar y que apenas puede transportar a sus propios tripulantes. Pero, además del horror inmediato, lo que más debe llamarnos la atención es la heroicidad ética que están protagonizando el capitán del “Francisco y Catalina”, José Durá, y el resto de la decena de hombres que conforman la tripulación del bajel español.
En estos tiempos asesinos dominados por la impudicia ética, el egoísmo material y la insolidaridad colectiva, el gesto de estos marineros es un acto de fuerza moral, de responsabilidad social y de ejemplo ciudadano que debe ser registrado, reconocido y agradecido. Para rescatar a estos 51 inmigrantes, los navegantes debieron arriesgar su vida pero, además, han tenido que renunciar a seguir faenando y han tenido que olvidarse de disfrutar de unas condiciones mínimas de comodidad e higiene. Eran 11 personas que iban a pescar, pero ahora son 62 seres humanos hambrientos, acosados por la enfermedad y destrozados por el abandono, el desprecio y las humillaciones de los países, de los gobiernos y de las autoridades que se niegan a recoger a estos hombres y mujeres indefensos y empobrecidos que solamente desean hallar un futuro mejor.
El “Francisco y Catalina” se ha convertido en un cuadrilátero sobre el mar en el que han colisionado el primer y el tercer mundo. El resultado del enfrentamiento, ya lo conocemos: decenas de personas pudriéndose en el mar. Hay que ayudar a esta gente y hay que reconocer al “Francisco y Catalina” su gesta: ¿por qué el Gobierno español no hace regresar al barco, con todas las personas que transporta a bordo, a cualquier puerto de la península?. Sin duda, sería el mejor regalo y el más adecuado homenaje para José Durá y sus hombres.
NOTA. Para leer la carta de agradecimiento enviada por los inmigrantes rescatados a la tripulación del "Francisco y Catalina", clicar aquí.
gzorrilla@gmail.com
http://www.gonzalez-zorrilla.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...