martes, 26 de septiembre de 2006

Libros no leídos


Alguien me preguntó recientemente sobre algunos de los libros que nunca he sido capaz de leer. Recordé rápidamente “Absalón, Absalón”, de William Faulkner, lectura que me pareció tediosa, complicada y, francamente, muy poco interesante. Otro de mis imposibles, a pesar de que lo he intentado varias veces, ha sido “Ulises”, de James Joyce. Sencillamente, no puedo con él. Y, lo que es peor (o mejor, según se mire), no me interesa en absoluto. También me acordé de “En busca del tiempo perdido”, de Marcel Proust. Llegué justo hasta la famosa escena de la magdalena, y lo dejé, aunque creo que, en este caso, el problema consistió en que cuando intenté leerlo por primera y única vez era demasiado joven. Creo que lo intentaré nuevamente. Estos tres son los títulos cuya lectura recuerdo haber abandonado por la complejidad del texto. Hay otras novelas, libros de poesía o ensayos, cuya lectura he abandonado porque no me atraían formalmente, porque los contenidos me resultaban indiferentes o porque, sencillamente, no me llegaban a perturbar mínimamente. Y esto es lo que siempre pido a una lectura: que me impacte de un modo u otro, positiva o negativamente, por la información, por las ideas, por los conocimientos, por los pensamientos, por las opiniones o por la sabiduría que transmite. En ocasiones, también es sufiente con que me entretenga; no soy un apocalíptico y, sinceramente, “El Código da Vinci” me resultó una lectura muy amena.
http://www.gonzalez-zorrilla.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...