lunes, 30 de abril de 2007

Respetamos al Jesús de la fe, pero seguimos buscando al Jesús histórico

No he podido leer todavía el libro que el Papa Benedicto XVI acaba de dedicar a Jesús de Nazaret pero, en principio, lo que me resulta más llamativo es que el Sumo Pontífice haya querido dedicar la primera de sus publicaciones desde que fue nombrado sucesor de Pedro a la figura de quien es la piedra angular de la Iglesia. Ciertamente, hay que valorar en su justa medida la valentía del Santo Padre a la hora de enfrentarse intelectualmente a la figura de Cristo en un momento en el que los estudios acerca del “Jesús histórico” y del “Jesús de la fe” cada vez son menos compatibles y, sobre todo, en un momento histórico en el se está cuestionando como nunca en el pasado la existencia de Jesucristo.

Según parece, la obra del teólogo Joseph Ratzinger no se adentra en estas cuestiones, pero lo que sí parece claro es que este trabajo es lo más cerca que ha estado nunca un Papa de analizar con cierto rigor el mito de Jesucristo. En mi opinión, y según lo que he podido saber del nuevo libro papal, y aún cuando reconozco el esfuerzo intelectual realizado por Benedicto XVI por aproximarse de un modo más o menos aséptico a la que, sin duda, es una de las cuestiones más polémicas de las que actualmente afectan al cuerpo doctrinal de la Iglesia Católica, el trabajo en cuestión nace sesgado por un planteamiento erróneo y por una contradicción irresoluble.

El planteamiento erróneo es que según ha señalado el propio Ratzinger, su estudio de la figura de Jesucristo parte de la veracidad absoluta de los evangelios y considerar los evangelios como si éstos fueran libros de historia es algo que solamente pueda hacerse si se tiene muy poco respeto por el análisis histórico o si se está convencido de que la fe en una creencia, en una doctrina o en una religión otorga a quien la posee una capacidad especial para analizar teóricamente los fundamentos de este pensamiento. De hecho, el mismo Papa, y aquí radica la grave contradicción que antes mencionábamos, admite que su interpretación requiere de la fe y es en este punto donde el libro del prelado pierde la mayor parte de su valor como documento de verdad importante para entender los orígenes y el desarrollo de la principal religión del mundo. Si para aceptar lo que dice Benedicto XVI en su libro sobre la figura de Jesucristo es indefectiblemente necesario asumir doctrinalmente lo que la Iglesia Católica considera que es algo incuestionable, el trabajo del Papa tendrá mucho valor para los cristianos pero, desde luego, será muy poco importante para quienes pensamos que el cristianismo hay que estudiarlo como una de las elaboraciones culturales más grandiosas y sofisticadas de la humanidad y que es necesario revisarlo despojándole en sus principales apartados de todos aquellos aspectos que hagan referencia a cuestiones relacionadas con las opiniones, las creencias o la fe de las personas.

En este sentido, y hasta el momento, lo único cierto es que no existe un “Jesucristo histórico”, que es el que nos interesa a quienes creemos más en las ciencias que en la creencias y que, por el contrario, sí que existe un “Jesús de la fe” que muchos respetamos profundamente pero que, hasta el momento y en espera de posibles descubrimientos futuros o de investigaciones arqueológicas venideras, nada tiene que ver con la realidad.

Por si acaso, el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, ya ha señalado, literalmente y en una advertencia que roza la desvergüenza, que los Evangelios no pueden ser estudiados por personas y profesionales ajenos a Iglesia ya que, según sus palabras, "Sólo a la Iglesia confió Jesús su Evangelio”. De hecho, hace un año la Conferencia Episcopal Española publicó una Instrucción Pastoral en la que, bajo el título de “Teología y secularización en España. A los cuarenta años de la clausura del Concilio Vaticano II”, se afirma, sin sonrojo y con el tono afectado y pomposo que caracteriza a los escritos de la curia, lo siguiente: “En algunas ocasiones los textos bíblicos se estudian e interpretan como si se tratara de meros textos de la Antigüedad. Incluso se emplean métodos en los que se excluye sistemáticamente la posibilidad de la Revelación, del milagro o de la intervención de Dios. En lugar de integrar las aportaciones de la historia, de la filología y de otros instrumentos científicos con la fe y la Tradición de la Iglesia, frecuentemente se presenta como problemática la interpretación eclesial y se la considera ajena, cuando no opuesta, a la exégesis científica. El olvido de la inspiración y del canon de la Sagrada Escritura, como si se tratara de principios irrelevantes para la auténtica comprensión del texto sagrado, no deja de constituir una grave preocupación. El problema no radica en la utilización de los recursos de la filología o de todos los datos que la investigación nos ofrece, sino de aquellos presupuestos filosóficos e ideológicos de los métodos, que resultan incompatibles con la confesión de Cristo, centro de las Escrituras. Dichos métodos son muy útiles y necesarios dentro de su ámbito, pero no pueden tener, por su propia naturaleza, la última palabra en la comprensión de un texto bíblico cuyo elemento determinante es la inspiración. Sería algo semejante a querer comprender la persona e identidad de Cristo prescindiendo de su carácter divino, y, además, presentar tal comprensión como una conclusión científica. La consecuencia de una errónea exégesis es que la Escritura deja de ser el alma de la teología, y no puede fundamentar ni la catequesis, ni la liturgia, ni la predicación, ni la vida moral cristiana, ni la piedad de los fieles".

1 comentario:

  1. Anónimo1:13 a. m.

    Estoy terminando de leer un libro que me ha sorprendido por su contenido. Se titula EL REY DE LAS MARIPOSAS, y su autor es SEBASTIAN JIMENEZ PINTO. Es una Novela historica y trata sobra la vida de Jesús, Judas Iscariote y todos los discipulos que le siguieron en su ministerio. Os recomiendo que la leais, pues creo que eso es verdaderamente lo que ocurrió con Jesús en su vida. Además tiene un blog muy interesante que debeis de visitar : www.elreydelasmariposas.blogspot.com ( Juan Carlos-Huelva)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...