viernes, 22 de junio de 2007

“Jericho”, una gran serie B

Atención: Información actualizada sobre "Jericho", clicando aquí

He tenido la ocasión de ver la primera temporada de “Jericho”, la serie que Telecinco comenzará a emitir en horario estelar próximamente, y la verdad es que tengo una sensación extraña. Por un lado, me queda el recuerdo de una buena producción que, sin alcanzar los niveles de redondez de otras series norteamericanas actuales como “Perdidos”, “Bones”, “CSI” o “Prison Break”, encierra un ritmo muy particular y un conjunto de historias efectivamente hilvanadas que atrapan con facilidad la atención del espectador. Por otra parte, “Jericho” adolece, en mi opinión, de un problema de verosimilitud que planea a lo largo de toda la primera temporada y que, a pesar de que la trama tiene argumentos y giros bien marcados, lastra toda la producción desde el primero hasta el último de los episodios. Una historia, aunque sea de ciencia-ficción o de la más pura fantasía, ha de mantener unas claves de coherencia y unidad que son las que proporcionan solidez al relato. Quizás, la historia más rocambolesca, increíble e improbable que se ha escrito en los últimos años es la de los supervivientes de “Perdidos” pero, curiosamente, la narración funciona a la perfección porque lo que les ocurre a los personajes de la isla más misteriosa del mundo siempre es algo que guarda un profundo respeto hacia las claves, reales o fantásticas, en las que se mueve el universo de “Lost”. Y esto es lo que falla en “Jericho”.

La serie comienza con la explosión de varias bombas nucleares en diversas ciudades de Estados Unidos y rápidamente se centra en lo que ocurre en un pueblo común norteamericano, “Jericho”, tras el más grave atentado terrorista de la historia de la humanidad. Bien es cierto que, como podrán comprobar los espectadores españoles, la serie gana según va avanzando. Con el transcurrir de los capítulos, la tensión crece, los argumentos se ramifican y el relato se expande hasta convertirse en algo ciertamente importante, pero... hay una grave falta de credibilidad que indefectiblemente rezuma a serie B, y, felizmente, ya nos estamos acostumbrados a eso.

De cualquier modo, es una serie para disfrutar, bien contada, entretenida, escasamente violenta a pesar de su temática, y que ofrece algunas reflexiones curiosas sobre el ser humano y sobre la capacidad de éste para sobrevivir en entornos hostiles y en situaciones límites.

www.gonzalez-zorrilla.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...