viernes, 13 de julio de 2007

¿Es Tintín un racista?

La Comisión para la Igualdad Racial (CRE), un importante organismo asesor del Gobierno británico, ha pedido la prohibición de “Tintín en el Congo”, probablemente uno de los mejores comics del reportero aventurero, porque, en su opinión, el libro “contiene imágenes y palabras con odiosos prejuicios raciales, donde los nativos salvajes parecen monos y hablan como imbeciles", declaró una portavoz de la citada entidad.

Bajo esta demanda teñida de tintes presuntamente “progresistas”, lo que se esconde, una vez más, es la incapacidad de algunos estúpidos petulantes para distinguir la ficción de la realidad y, sobre todo, el empeño de éstos por extender sus complejos intelectuales y culturales a toda la población. Probablemente, la muy británica Comisión para la Igualdad Racial, en aras de proteger la equidad entre las razas, también defenderá el burka islamista, la tradición poligámica de algunas culturas africanas y, por supuesto, el empeño de muchos grupos étnicos por parir solamente varones, despreciando a las niñas recién nacidas. De hecho, han sido necesarios muchos años y muchos secretos revelados a voces para que la policía británica comience a investigar en el entorno de determinadas culturas subsaharianas instaladas en Londres la desaparición más o menos habitual de niñas bebes y la pervivencia de la poligamia como forma habitual de convivencia familiar.

Considerar que determinados ciudadanos, en base a sus tradiciones culturales o religiosas, tienen derecho a despreciar a las mujeres, a humillar a determinadas minorías (homesexuales, por ejemplo) o a cometer todo tipo de desmanes que en cualquier sociedad occidental serían colectivamente reprobados y penalmente castigados, sí que es un acto de verdadero racismo. Y esta tolerancia fatua hacia los desmanes folclóricos de los demás, esta pasividad teñida de paternalismo ante la brutalidad de algunas creencias ancestrales y, sobre todo, este profundo relativismo ideológico e intelectual que sitúa en un mismo plano de legitimidad el complejo sistema de derechos y deberes desarrollado por nuestras sosciedades occidentales y el simplista funcionamiento tribal de algunos grupos étnicos que aún siguen considerando a las mujeres como “seres impuros” , es lo que alientan organizaciones como la muy cretina CRE.

Por cierto que, muy probablemente, los consejos de la CRE son los que han provocado que Gran Bretaña sea hoy el país del mundo con más musulmanes británicos, de segunda y tercera generación, dispuestos a terminar con “los desmanes de Occidente” y, por supuesto, dispuestos a acabar con todos quienes no militamos con su fanatismo religioso y fundamentalista.

Por favor, que la CRE deje en paz a Tintín y se ocupe, de verdad, de defender los valores de nuestra civilización occidental ante los ataques constantes que ésta sufre por parte de todo tipo de iluminados, ignorantes e integristas. Aunque éstos pertenezcan, tal y como ocurre con los islamistas, a otra raza.

www.gonzalez-zorrilla.com


1 comentario:

  1. Estimado Raúl:
    ya te comenté en un anterior post y tú me devolviste el comentario, y te lo agradezo, te invito a entrar en esta página de la oposición cubana al régimen castrista
    www.cubademocraciayvida.org.
    Me han puesto un enlace y han publicado uno de mis artículos. Un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...