viernes, 20 de julio de 2007

Si fuera un niño vería “Bob Esponja”

Todo padre con hijos pequeños sabe que un problema importante es qué poner a los niños en la televisión cuando éstos quieren tener un tiempo de descanso o, simplemente, cuando desean pasar un rato entretenidos. Los niños de cualquier edad tienden a ser intensamente seducidos por la televisión, más allá de los contenidos de los programas que se estén emitiendo pero, ciertamente, según los niños van haciéndose mayor demuestran una mayor capacidad de selección, aunque en no pocas ocasiones tiendan a ver aquello que menos conviene para su proceso educativo y para su formación cultural.

Nunca dejo que mi hijo de cuatro años vea la programación televisiva sin estar presente un adulto y, en general, tiendo a ser yo mismo quien le propongo los dibujos animados o las películas a ver a través del dvd. En este sentido, el dvd o el vídeo permiten evitar al niño las llamadas y los estímulos, extremadamente agresivos, de una publicidad cada más hosca y brutal cuando se dirige hacia los más pequeños del hogar. Personalmente, mi programación infantil preferida incluye a los clásicos de Disney, películas antiguas como Mary Poppins, filmes más modernos especialmente realizados para los más pequeños (“La nave del tesoro”, “Nemo”, “Toy Story”, “El espantatiburones”, “Pérez”, “Zathura”) y algunas series de dibujos animados míticas como “Sccoby Doo”, “La pantera rosa”, “Los Picapiedra” o “Tom y Jerry”.

Entre las series de dibujos animados actuales quiero destacar una muy por su originalidad, su nulo empleo de la violencia, su adecuación a los ritmos infantiles, su prodigiosa imaginación, su dulce capacidad de ironía, su excelente factura técnica, su deshinbición a la hora de romper tabúes narrativos para los más pequeños y por su impresionante capacidad para provocar la sonrisa y potenciar la alegría de los hombrecitos y mujercitas de la casa: se trata de “Bob Esponja”, una creación infantil excepcional en la que una esponja marina (Bob Esponja) y sus amigos Patricio (una estrella de mar), Calamardo (un calamar), Arenita (una ardilla terrestre), Gary (un caracol), Don Cangrejo y Placton (un pequeño ser en quien recae la tarea de realizar las más variadas maldades) nos presentan sus aventuras en Fondo Bikini (la ciudad donde viven en el fondo del mar).

Creada por Stephen Hillenburg, un prestigioso dibujante de Nickelodeon que también es biólogo marino, “Bob Esponja” es una serie que, además de encantar a los más pequeños, se ha hecho muy popular entre los adultos, tanto en Europa como en Estados Unidos, por su carácter suavemente satírico y transgresor. Dice Hillenburg que “el humor de Bob Esponja es de corte clásico y eso siempre resulta atractivo. A mi me encantan Laurel y Hardy, me parecen dos ejemplos perfectos de personajes ingenuos e infantiles que siguen haciéndonos reir hoy en día. De hecho, se parecen un poco a Bob Esponja y a Patricio, que van por así sembrando el caos en su pequeño mundo..."

www.gonzalez-zorrilla.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...