martes, 4 de septiembre de 2007

La irracionalidad y la ignorancia vencen en Los Villares (Granada) al prohibir la telefonía móvil

En la pedanía granadina de Los Villares es imposible hablar por teléfono móvil ya que en la misma no hay cobertura, y los vecinos, tras expresarse en una consulta popular organizada por el Ayuntamiento, han decidido prohibir la instalación de antenas de telefonía móvil. Formaciones políticas de izquierda, grupos ecologistas y asociaciones vecinales se han felicitado por los resultados del referéndum y se han mostrado “muy satisfechos” por el ejemplo de “funcionamiento democráticos” que, en su opinión, se ha dado en “Los Villares”.

Nada más lejos de la realidad. Lo que se ha producido en Los Villares es un claro ejemplo de cómo la ignorancia, la superstición y la paranoia, cuando se jalean suficientemente, pueden dar como resultado una auténtica aberración política, jurídica, social y cultural. La instalación de una antena móvil, como la puesta en marcha de un hospital público, la colocación de redes eléctricas o la construcción de conducciones de agua corriente es algo que no tiene nada que ver con la democracia y que, por el contrario, tiene mucho que ver con la razón, el progreso y la confianza en los avances científicos. La irracionalidad más absoluta, disfrazada de diálogo, de libertad y de tolerancia, es lo que ha vencido en Los Villares porque lo que ha ocurrido en esta pedanía de Granada es que algunos han utilizado la presunta voluntad popular para cercenar impunemente el artículo 27.1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: “Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten”.

www.gonzalez-zorrilla.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...