lunes, 22 de octubre de 2007

“Cuestión de principios”, un artículo excelente de Enric González

Enric González (en la fotografía) es una persona a la que le encanta Nueva York, a la que le gusta el fúitbol, que viste siempre camisas blancas, que conoce los secretos de un martini, que sabe comer un hot-dog y que, entre otros, ha publicado un libro delicioso que se titula “Historias de Nueva York”. Pero, sobre todo, Enric González es un periodista y un escritor excepcional, a quien repetidamente citamos en este blog, y que en la presentación del nuevo formato de “El País” ha escrito un artículo genial que no podemos dejar de citar aquí. Especialmente, no podemos dejar de transcribir estos dos párrafos que, de verdad, es de lo mejor que hemos leído en prensa en mucho tiempo: (...) “El martini requiere criterio. El criterio requiere opinión. La opinión requiere reflexión. Y la reflexión requiere escepticismo. Un bebedor de martini no se cree cualquier cosa que lee en su periódico: sabe que los periódicos, como las salchichas, llevan de todo, y no conviene estar presente cuando se elaboran. Tampoco cree, por supuesto, todo lo que dice el gobierno, sea del partido al que vota, del partido al que odia, o ambas cosas. Por supuesto, para mantener una mínima distancia intelectual ante los mensajes interesados (incluso los consejos maternos lo son) no es imprescindible la coctelera. Un correcto bebedor de martini respeta los cánones, pero soporta mal los tópicos. Puede ser de izquierdas y no tragarse lo de que la derecha española es la más impresentable de Europa: mientras por todo el continente se agita la xenofobia contra el inmigrante, el pobre Rajoy sólo agita una bandera española. Puede ser progresista y horrorizarse ante palabras como "eutanasia". Puede ser socialista y espantarse con el gobierno, por razones demasiado numerosas para citarlas aquí. Puede aceptar el mercado sin olvidar que es sólo un mecanismo de atribución de precios. Puede aborrecer el sectarismo y confiar, sin embargo (el martini insufla optimismo), en que EL PAÍS siga siendo de izquierdas. Puede ser ateo y considerar que los obispos, a veces, tienen razón: a mí me pasa, sobre todo si tomo una tercera copa.”
Leer íntegro el artículo de Enric González

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...