martes, 2 de octubre de 2007

“El Comisario”: una serie española de calidad

Lo mejor que se puede decir de “El Comisario”, la serie policíaca protagonizada por ese gran actor que es Tito Valverde, es que parece una producción americana. Después de once temporadas en antena, lo que la convierte en una de las series españolas de mayor éxito en la historia de la televisión, esta producción de Bocaboca sigue ofreciendo una calidad muy por encima de la media y continúa seduciendo a millones de espectadores con, en mi opinión, dos herramientas fundamentales: actores y guiones.

Los actores y las actrices que protagonizan “El Comisario”, Tito Valverde, Marcial Álvarez, Juanjo Artero, Jaime Pujol, Fernando Andina, Patxi Freytez, Cristina Perales o Margarita Lascoiti, entre otros, son de los que bordan sus personajes hasta dotar a estos de una personalidad tan especial, tan matizada y tan cercana, que les convierta en seres absolutamente creíbles. Además, los muchos capítulos que “El Comisario” lleva a en pantalla han permitido que actores y espectadores hayamos desarrollado una habilidad especial para conocer las reacciones, los comportamientos y los pensamientos de los personajes aún cuando éstos no digan prácticamente nada. Tal y como ocurre en la vida real, el roce televisivo que llevamos manteniendo a lo largo de tanto tiempo nos permite saber que el rostro pétreo y en muchas ocasiones inexpresivo del comisario Castilla encierra muchos significados, que un gesto de Elo vale por mil palabras para entender el estado de su relación con Pope o que determinadas miradas de Charlie transmiten tanta información como el más completo discurso. Es muy difícil conseguir este tipo de comunicación en televisión y más aún cuando ésta no se limita exclusivamente a los actores principales sino que todos los figurantes, incluso los que apenas aparecen unos minutos en un capítulo concreto, son unos intérpretes fuera de lo común. Este tipo de cosas son las que hacen grande a una serie.

Por otro lado están, por supuesto, los guiones. Probablemente, “El Comisario” ha sido la primera serie española que ha otorgado a los guiones la importancia crucial que han de tener en cualquier producción de calidad. Se trata de historias muy bien tramadas, perfectamente contadas, muy ajustadas en su duración y adecuadamente combinadas entre las que se extienden por varios capítulos y las que se abren y se cierran en cada uno de los episodios. Actualmente, hay otras, muy pocas, series españolas que han comenzado a otorgar a sus argumentos la importante estratégica que éstos tienen en la narración audiovisual pero, sin lugar a dudas, los creadores de “El Comisario” fueron unos auténticos pioneros en este esfuerzo. Un ejemplo: la historia de la falsa muerte de Pope resulta ejemplar no solamente por la forma como esta narrada sino porque los escritores han llevado el argumento tan hasta el límite que el verdadero genio estriba en saber hacer con naturalidad, sin entrampar al espectador y sin forzar la realidad, que todo vuelve a su cauce. Pero este tipo de cosas siempre han sido habituales en esta serie, y “El Comisario” ha superado estos desafíos con creces.

www.gonzalez-zorrilla.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...