jueves, 20 de diciembre de 2007

Reencuentro con “Investigación y Ciencia”

Recuerdo que mi primer encuentro con la revista “Investigación y Ciencia”, la versión española de “Scientific American”, se remonta a hace casi treinta años cuando en la biblioteca del colegio había multitud de ejemplares que ojeaba con avidez a pesar de que apenas entendía nada de lo que se contaba en aquellos artículos que yo intuía fascinantes. Luego, la lectura de las primeras novelas, de los primeros libros de filosofía, de los primeros ensayos y de los primeros poemarios arrastró mis intereses culturales hacia otros ámbitos, aunque nunca he dejado de observar con admiración los avances científicos y con no menos fascinación los incontables y rapidísimos avances tecnológicos que se han sucedido en estos últimos años.

Cuento esto de “Investigación y Ciencia” porque el azar ha puesto en mis manos el último número de la revista, correspondiente a diciembre de 2007, y he tenido el placer de reencontrarme con una publicación a todas luces magnífica y con unos artículos que, sorpresa, he podido entender casi en su totalidad, y que hablan de temas tan atractivos e sugestivos como “El futuro de la exploración espacial”, la “Administración de fármacos experimentales” o, uno de los que me ha resultado más interesante, “¿Cómo surge la consciencia?. Como siempre, la calidad de los textos es inmejorable, aunque sí me ha llamado la atención, la claridad del diseño, la eficaz ordenación de las secciones, la inclusión de nuevos apartados informativos elaborados con un criterio más periodístico y el tratamiento muchos más divulgativo de los temas. Como pequeña nota negativa, he de decir que, quizás, se echa en falta un mayor cuidado en el tratamiento literario de los textos.

Quiero contar, además, otra satisfacción que me ha proporcionado este último número de “Investigación y Ciencia”, y es que el mismo se acompaña del número 25 de la revista “Mente y Cerebro”, publicada por la misma editorial responsable de “Investigación y Ciencia” (Prensa Científica), en el que también se incluyen artículos muy atrayentes como los dedicados al “Pensamiento mágico”, al “Desarrollo de la menta moderna” o, por ejemplo, a “El sexo del cerebro”.

En fin, como decía, “Investigación y Ciencia” sigue siendo un festín para los amantes del mundo de la ciencia y de la tecnología, que en esta revista pueden encontrar satisfechos intereses culturales que difícilmente podrán saciar en otros medios.

www.gonzalez-zorrilla.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...