sábado, 5 de enero de 2008

Día de Reyes


El día de Reyes es una de las cosas que recuerdo con mayor nitidez de mi niñez. Cumplir años es, fundamentalmente, ir conquistando sueños, ilusiones y esperanzas, pero también, y a veces sobre todo, fracasar un poco, morir un poco y enloquecer un poco. El paso del tiempo es también, cómo no, sentirse horadado por el aguijón del cinismo, una púa que, en mi caso, jamás ha podido hacer mella en la emoción de la noche tan especial del 6 de enero. En estos tiempos en los que apenas sabemos quienes somos y si somos ya de los nuestros, es importante saber, al menos, que un día al año todos podemos volver a ser como niños. Es importante que lo hagamos por nuestros hijos pero, no nos engañemos, también por nosotros.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...