miércoles, 2 de enero de 2008

La doble moral que atenaza a Occidente

La Asociación francesa de Profesionales por una Publicidad Responsable ha censurado una campaña institucional contra la propagación del virus del sida entre el colectivo homosexual porque el cartel que muestra a dos hombres en una cama -en la fotografía- le resulta demasiado explícito. Esta decisión, que es un ejemplo elocuente del miedo a la libertad que impera en numerosos países de Europa, es también una muestra de la doble moral que asuela continente.

La caída en la doble moral se produce cuando los princpios éticos que mueven a una persona o a una sociedad no se aplican por igual a todos los sujetos. Así, la Iglesia Católica considera que la familia es “el centro de la humanidad”, según ha expresado recientemente el Papa Benedicto XVI, pero tanto énfasis en el matrimonio no parece que influya en la vida cotidiana de los súbditos de Roma, que siguen aborreciendo y tienen prohíbido contraer matrimonio. A la Asociación francesa de Profesionales por una Publicidad Responsable, que considera que la fotografía de la campaña antisida es demasiado explítica, no mantiene la misma opinión cuando quienes aparecen en el lecho son un hombre y una mujer. El problema, evidentemente, no es el contenido sexual de la escena (que, dicho sea de paso, resulta mínimo, ya que la imagen está tratada con una delicadeza ejemplar) sino que lo que ofende a los publicistas galos es el género de los protagonistas de la misma.

Algo tenebroso, tétrico y profundamente preocupante está ocurriendo en el mundo occidental cuando en Francia, el país que dio al mundo la Ilustración, se considera que una imagen como la que acompaña a este texto puede ofender a los ciudadanos. Muy probablemente, atentados ideológicos como el que comentamos, que atacan directamente a la libertad de pensamiento y de expresión, son debidos a que algunas instituciones occidentales, vergonzosamente sometidas a las presiones multiculturalistas, consideran que el nivel de libertad individual, de tolerancia colectiva y de igualdad entre géneros de que disfrutamos en la Unión Europea, pueden resultar ofensivos para, por ejemplo, los siete millones de musulmanes que viven en el país de Sarkozy. Si de hecho se demostrara que éste ha dido el motivo real de la interdicción, el Gobierno liberal de la UMP tendría que tomar, y urgentemente, cartas en un asunto que, lejos de ser algo anecdótico, atañe a los pilares fundamentales de nuestra sociedad.

www.gonzalez-zorrilla.com


1 comentario:

  1. CresceNet9:51 p. m.

    Gostei muito desse post e seu blog é muito interessante, vou passar por aqui sempre =) Depois dá uma passada lá no meu site, que é sobre o CresceNet, espero que goste. O endereço dele é http://www.provedorcrescenet.com . Um abraço.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...