martes, 26 de febrero de 2008

La segunda temporada de "Jericho" se convierte en un historia casi policiaca


“Jericho”, la serie norteamericana que nos narró lo que ocurría en Jericho (Texas) después de que una serie de explosiones nucleares acabara destruyendo 23 ciudades norteamericanas, acaba de dar comienzo a su segunda temporada en Estados Unidos proporcionando un giro curioso a su trama.

Si a lo largo de su primera etapa, esta producción nos mostró, con más o menos acierto pero siempre con mucho interés, lo que sucedía en Jericho en el tiempo que transcurre inmediatamente después a los atentados, ahora, en los nuevos capítulos, y cuando poco a poco los aspectos más elementales de la vida cotidiana se van recuperando tras la devastación atómica, todo parece centrarse en descubrir quiénes han sido de verdad los autores de los atentados y en adivinar las intenciones del nuevo Gobierno de urgencia que se ha constitutido tras la debacle nuclear.

Si ya la primera temporada de “Jericho” mostraba hechuras de serie B, esta segunda etapa vuelve a revelar cierta pobreza de medios, una carencia importante de presupuesto para afrontar determinadas situaciones narrativas y, sobre todo, vuelve a poner de manifiesto los muchos problemas de un guión interesante pero débil. El cambio de rumbo de la historia, ahora con un corte más policiaco que de ciencia-ficción, ha dejado no pocas cosas en el aire y, especialmente, ha puesto al descubierto el andamiaje no demasiado sólido de una trama que quizás nunca debería haber llegado tan lejos.





Para más información sobre esta serie, por favor, clique en las etiquetas contiguas

1 comentario:

  1. This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...