miércoles, 20 de febrero de 2008

Los orígenes de Dios


Según ha publicado el diario "El Mundo", un grupo de investigadores de la Universidad de Oxford, fundada hace ocho siglos bajo el lema de “Dominus iluminatio mea” (“El Señor me ilumina”), ha previsto invertir 25 millones de euros en investigar los orígenes de las creencias religiosas de la humanidad. Fundamentalmente, lo que estos científicos quieren dilucidar es si la religión es un hecho natural en los humanos o si se trata solamente de un producto de la cultura.

Desde la Universidad de Oxford se destaca el hecho de que no intentarán resolver la cuestión de si Dios existe realmente (en el vídeo adjunto, el trístemente fallecido Carl Sagan habla sobre esta cuestión), sino que tratarán de demostrar sobre todo si la creencia en Dios ha representado una ventaja para la humanidad desde el punto de vista de la evolución. También analizarán la posibilidad de que la fe se haya desarrollado como producto derivado de determinadas características humanas como, por ejemplo, la sociabilidad.

Los científicos del centro Ian Ramsey para la Ciencia y la Religión y los expertos del Centro de Antropología y la Mente de Oxford utilizarán como enfoque el de las ciencias cognitivas, que combinan una serie de disciplinas como la neurociencia, la biología evolutiva o la lingüística para estudiar el comportamiento humano. "Estamos interesados en averiguar exactamente en qué sentido la creencia en Dios es natural. Pensamos que hay más de eso de lo que la gente cree comúnmente", afirma el psicólogo Justin Barrett.

Barrett compara a los creyentes con los niños pequeños que creen que los adultos saben todo lo que hay que saber. Esa tendencia a creer en la omnisciencia de los otros, aunque se corrige con la experiencia que dan los años, es necesaria para la cooperación y la socialización, y continúa con la fe en Dios. "Normalmente continúa en la vida adulta. Es fácil. Es intuitiva y natural", afirma el psicólogo británico. Los expertos investigarán también otros aspectos del problema como el de si los conflictos de índole religiosa son producto de la naturaleza humana o si la creencia en la vida después de la muerte es fruto de la selección natural o es algo que se aprende.

El estudio, que durará tres años, está financiado con el equivalente de 2,5 millones de euros (1,9 millones de libras esterlinas) por la fundación John Templeton, que apoya las investigaciones en torno a la ciencia, la religión y la espiritualidad.

www.gonzalez-zorrilla.com



1 comentario:

  1. This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...