martes, 13 de mayo de 2008

Cosas que hacer en Bruselas cuando tienes tiempo


Un artículo que escribí hace unos meses en este blog dedicado a la ciudad portuguesa de Oporto ha hecho pensar a algunas personas que siento una atracción especial por las ciudades discretas, antiguas, segundonas y nunca demasiado valoradas por los operadores turísticos. Pues bien, no se equivocan estos lectores. De hecho, alguno me ha interrogado sobre si he visitado Bruselas y sobre qué es lo que me parece la capital belga. Pues bien, creo que soy de los pocas personas que conozco que no aborrezco de esta urbe exquisitamente ordenada, funcionarial, lluviosa y siempre oscura.

Ciertamente, las visitas obligadas en Bruselas no son demasiadas, más allá de la Gran Place, el Manneken Piss o el Atomiun, pero esta urbe incierta ofrece muchas pequeñas cosas que hacer si se tiene tiempo. Entre éstas: degustar algunas de las mejores cervezas de Europa, en dura competición con los lúpulos británicos; comprar exquisitos bombones y chocolates; deambular por la céntrica Rue des Bouchers; disfrutar de la tienda oficial de productos Tintín situada muy cerca de la Gran Plaza; acercarse al Museo del Cómic; entrar en pubs tan hermosos como los ingleses; aprovechar su excelente oferta de música clásica; visitar las numerosas tiendas de antigüedades que hay en la ciudad, entre las que destacan las dedicadas al Art Nouveau, que se encuentran entre las mejores y reputadas del mundo; y, sobre todo, callejear por esta ciudad que contiene las principales instituciones de la Unión Europea y donde todo parece tener un aire especial. “Bruselense”. No dejen que nadie les diga que Bruselas es aburrida.

www.gonzalez-zorrilla.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...