lunes, 16 de junio de 2008

Defender Numancia es proteger nuestra historia

Instituciones culturales de relieve de toda Europa siguen mostrando su preocupación por el futuro del sitio arqueológico de Numancia. Si hace apenas unas semanas el prestigioso Instituto Arqueológico Alemán mostraba la necesidad de proteger el entorno del Cerco de Escipión, que fue fundamental para conocer la historia militar de Roma, ahora sido la Universidad de Bristol, el presidente del Icomos de Hungría y la Universidad San Pablo CEU, quienes se han expresado en el mismo sentido. Este último centro educativo, de hecho, ya ha solicitado a las administraciones competentes que reconsideren los polémicos proyectos urbanísticos que afectarían a “una excepcional joya paisajística y cultural que se vería gravemente dañada por la ejecución del proyecto”. El CEU también destaca que el entorno de Numancia debería “ser protegido por todos como un espacio único de valor histórico excepcional”.

Por su parte, el presidente de Icomos de Hungría (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios de Unesco), Zsolt Visy, define los restos arqueológicos de Numancia como un “santuario histórico” esencial para la memoria de Europa.

Por otro lado, el profesor David Hook, catedrático de estudios Hispánicos de la Universidad de Bristol, ha remitido otra carta con la que el colectivo académico al que representa, “como ciudadanos de la UE y profesores de la Historia, literatura y lengua de España” se suman a las iniciativas ciudadanas puestas en marcha para defender Numancia del nuevo cerco urbanístico. Hook y sus colegas expresan como historiadores, “lectores de Machado” y estudiosos de la cultura Europea, su deseo de “éxito para las distintas asociaciones y entidades académicas, para frenar los excesos del plan de desarrollo de la zona.”

Hay que recordar que, hace unos días, eran las prestigiosas Academias de la Historia y Bellas Artes de San Fernando las que en un contundente comunicado conjunto solicitaban la paralización de los proyectos infraestructurales que están ejerciendo una “presión creciente” sobre el lugar, así como la realización de un estudio que demarque “de modo riguroso y científico” los límites del territorio arqueológico.

Concretamente, las academias establecen hasta cuatro actuaciones o proyectos urbanísticos que están amenazando el yacimiento arqueológico de Numancia y sus alrededores: un vertedero con “clara alteración del paisaje”, la llamada Ciudad del Medio Ambiente, la urbanización del Cerro del Alto Real en Garra y el Polígono Industrial Soria II. Las dos instituciones consideran que “resulta insuficiente” la protección exclusiva del yacimiento arqueológico, “entendiendo como tal la ciudad celtibérica y romana y los campamentos romanos del cerco de Escipión”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...