lunes, 9 de junio de 2008

El odio a Occidente según Pascal Bruckner


Leo en “La tiranía de la penitencia”, el excelente libro del pensador francés Pascal Bruckner (en la fotografía), un párrafo muy interesante que habría que colgar encima de las mesas de trabajo de tantos intelectuales europeos como hoy en día se empeñan en dimitir de la defensa de los valores occidentales, en flagelarse con los supuestos daños provocados por nuestra civilización y en regodearse en un repulsivo relativismo moral que equipara el sistema de libertades y el conjunto de instituciones que impera en los países más desarrollados del mundo con otras “culturas” que todavía no han sabido romper con los lazos más trágicos, impositivos, insultantes y cavernarios del pasado.

Bruckner, con quien también comparto su idea de que las democracias liberales deben aprender a utilizar la fuerza militar, perdiendo, de paso, los muchos complejos que tienen ante el empleo de la misma, señala señala lo siguiente: “El odio por Occidente es siempre el odio por los derechos humanos y por la democracia. Aceptar a Occidente es como entreabrir la puerta tras la que se abren camino la audacia y el caos, el cuestionamiento de los abusos disfrazados de tradiciones, de las desigualdades basadas en la naturaleza. Esa aceptación impone a cada sociedad tareas insuperables, liberarse de su pasado, salir del capullo protector de la costumbre. Se detesta (a la sociedad occidental), no por sus faltas reales, sino por su intento de repararlas, porque ha sido uno de los primeros que ha tratado de superar su propia bestialidad, invitando al resto del mundo a seguirlo. Ha quebrado el círculo de la connivencia de los violentos, y eso es lo que no se le perdona”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...