lunes, 14 de julio de 2008

Ray Kurzweil habla de un futuro distinto y optimista



El tecnólogo y especialista norteamericano Raymond Kurzweil es conocido por ser un auténtico “cibernostradamus”, ya que sus predicciones tecnológicas casi siempre son acertadas. Actualmente, el autor del libro “La singularidad está cerca” es presidente de la empresa informática Kurzweil Technologies, dedicada a elaborar dispositivos electrónicos de conversación máquina-humano y con aplicaciones para discapacitados.

Pero si por algo ha destacado este hombre en los más relevantes foros internacionales es por presentar un discurso tecnológico fundamentalmente positivo que confía plenamente en el hecho de que el avance tecnocientífico de las próximas décadas va a desembocar en un porvenir mejor para todos. Kurzweil, también autor del libro “La era de las máquinas inteligentes”, prevé que, en veinte años, toda la energía consumida en el mundo provendrá de fuentes renovables; augura que en 2020 muchos seres humanos tendrán implantados ordenadores en el cerebro; y predice que, en 15 años, la esperanza de vida de una persona aumentará cada año más rápido que su envejecimiento.

¿Optimismo desmedido?. Puede ser. Pero hasta los críticos más feroces de Kurzweil reconocen que ha acertado de pleno en muchas de las previsiones tecnológicas que realizó en los años ochenta. Así, adelantó que a comienzos del siglo XXI las personas ciegas serían capaces de leer cualquier cosa a través de un dispositivo no mayor que la palma de una mano; predijo a la perfección el crecimiento explosivo de Internet; y anunció que habría un ordenador campeón de ajedrez antes de terminar el siglo XX. Kurzweil, que hace sus análisis utilizando lo que el denomina como “Ley de los retornos acelerados”, piensa que si muchos expertos no creen en sus predicciones es porque las curvas exponencialmente ascendentes son engañosamente graduales al principio. “Los científicos imaginan que van a seguir trabajando al ritmo actual. Hacen extrapolaciones lineales del pasado. Como tardaron años en secuenciar el primer 1% del genoma humano se preocupaban porque creían que nunca acabarían, pero tardaron lo justo para una curva exponencial. Si llegas al 1% y sigues duplicando tu crecimiento cada año, llegarás al 100% en solamente siete años”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...