miércoles, 26 de noviembre de 2008

La extraña atracción de los sin escrúpulos

Me envían un pequeño cuestionario desde una revista universitaria y me preguntan, entre otras cosas, cuáles son mis personajes “desagradables” preferidos de las series actuales de televisión.
La pregunta resulta llamativa, por lo que tiene de novedosa, y, además, no tengo ninguna duda a la hora de responder: James “Sawyer” Ford (Josh Holloway), de “Perdidos”; “Spike” (James Marsters), de “Buffy Cazavampiros”; y, sobre todo, Barney Stinson (Neil Patrick Harris), de “Cómo conocí a vuestra madre”.
Del egoísmo, la agresividad y el desprecio por casi todo lo humano que destila James “Sawyer” en “Perdidos” (“Lost”) se ha escrito mucho, sobre todo porque, curiosamente, éste ha convertido en uno de los personajes más queridos de la serie. “Sawyer” es generalmente desagradable, mordazmente irónico y ferozmente materialista, pero unos guiones impecables y una estupenda interpretación de Josh Holloway hacen que este buscavidas tenga una inmensa capacidad para la ternura, para el sacrificio, para la renuncia e, incluso, para el amor. (Ver, al final, vídeo 2)
En “Buffy Cazavampiros”, “Spike” apareció como un asesino maléfico, brutal, odioso y feroz, feliz de hallarse siempre en las puertas del infierno. La ciencia le convirtió en un vampiro incapacitado para morder a sus víctimas, y desde ese momento, “Spike” se convirtió en un personaje extrañamente entrañable que, gracias a un trabajo estupendo de James Masters, era capaz de transmitir en un mismo gesto las dosis justas de orgullo, humillación, violencia, afección, sinceridad, sarcasmo y terror que han de caracterizar a un vampiro asépticamente incapacitado para morder yugulares.
Y dejamos para el final al gran Barney Stinson de “Cómo conocí a vuestra madre”, uno los cinco amigos protagonistas de la comedia revelación de los últimos años. Barney Stinson es un personaje que siempre viste con trajes elegantes, trabaja en una empresa de armamento y carece de todo tipo de escrúpulos. De hablar desbordado, frases rotundas, razonamientos absurdos, cálculos imposibles, teorías absurdas y egoísmo infinito, Barney se ha convertido, poco a poco, en el alma de esta serie, a pesar de no ser el protagonista de la misma.
Conquistador sin escrúpulos, ferozmente individualista, machista patológico, insolidario y misteriosamente refinado, Stinson es también tremendamente simpático, frívolo, embaucador, pícaro y tramposo. ¿Cómo un personaje así puede llegar a cautivar tanto al público?. La respuesta se encuentra, probablemente, en que Barney Stinson es también, y sobre todo, un ser, magníficamente dibujado por el actor Neil Patrick Harris, intensamente solitario, temeroso, carente de amor y constantemente necesitado de apoyo y complicidades. Los espectadores tienden a dárselas. (Ver, al final, vídeo 1)

Barney Stinson



James Sawyer


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...