jueves, 18 de diciembre de 2008

Francisco Casavella: demasiado joven para morir


Francisco Casavella, premio Nadal de este año 2008, ha fallecido recientemente en su casa de Barcelona de un paro cardiaco. En silencio, alejado de los oropeles literarios, discreto en sus apariciones públicas, pero extremadamente lúcido en sus textos, Casavella no era solamente un gran novelista autor de obras esforzadas, complejas y difíciles como la trilogía “El año del Watusi” o su más reciente trabajo “Lo que sé de los vampiros”.
Casavella era también, y en mi opinión, especialmente, un perspicaz analista de los más variados productos que nos ofrece la cultural popular globalizada en los albores del siglo XXI. Así, Casavella, profundo conocedor del mundo del pop, lo mismo alumbraba una crítica siempre inteligente sobre el último lanzamiento musical, que sembraba con discreción su gran conocimiento sobre la literatura anglosajona más actual o escribía el que, a mi juicio, es uno de los mejores análisis que se ha escrito nunca sobre la serie de televisión “Perdidos” (Ver texto tras el vídeo).
Nunca habría de llegar la hora de morir, pero morir a los 45 años de edad es una putada que Francisco Casavella no se merecía. Nosotros, sus lectores, tampoco.



1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...