jueves, 4 de diciembre de 2008

Una sociedad éticamente enferma


Esta fotografía publicada por el diario “El Mundo”, en la que aparecen los compañeros de partida de cartas de Ignacio Uría Mendizabal, el empresario asesinado recientemente por la banda terrorista ETA, jugando al tute momentos después del atentado es absolutamente reveladora del cáncer moral que atenaza a la sociedad vasca desde hace más tiempo del que ya podemos recordar.
El País Vasco sucumbió a la más absoluta ignominia ética cuando los asesinos etarras cometieron su primer atentado y gran parte de los ciudadanos miraron hacia otro lado, callaron ante la aberración o comprendieron aquel crimen como si éste, y todos los que habrían de venir después, fueran, simplemente, una maldición divina...





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...