lunes, 5 de enero de 2009

La América postracial de Calexico


Por estas fechas, siempre suelo comentar aquí cuál es el disco que más me ha gustado de los últimos meses. Aunque, en ocasiones, la cuestión suele ser complicada, esta vez no tengo ninguna duda. Se trata de “Carried to Dust”, el último trabajo del grupo norteamericano Calexico.
Esta banda originaria de la ciudad norteamericana de Tucson, a la que algún crítico ha definido como un “Pink Floyd con mariachi”, posee una enorme versatilidad musical que abarca el folk, el rock independiente, los sonidos sampleados y los sones del norte de México, todo ello fundido en unas composiciones que suenan como lo haría el desierto de Arizona si éste pudiera cantar.
Calexico, que está liderado por Joey Burns (voz y guitarra) y John Convertino (batería), ha publicado hasta la fecha siete álbumes de estudio y todos ellos han recibido unas críticas excelentes, en mi opinión, siempre merecidas. Hay en Calexico valentía, originalidad, modernidad y, sobre todo, intensidad. En sus últimas grabaciones, todas ellas con una poderosa capacidad para crear una intensa adicción con su sonido brillante a la par que arenoso y polvoriento, han introducido también violines, trompas y trompetas, lo que convierte sus discos en un auténtico, y grandioso, espectáculo sonoro.
Escuchas a Calexico e imaginas un mundo en la frontera, una forma de vida que se termina mientras otra lucha por surgir y piensas que, en estas canciones, en “Two silver trees”, (en el vídeo, a continuación) “Writer’s minor holiday” o en “Man made lake”, hay algo, o quizás mucho, de esos Estados Unidos postraciales, mestizos y postamericanos que han llevado a Barack Obama a la Casa Blanca. Es, en verdad, el espíritu de nuestro tiempo tiempo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...