martes, 27 de enero de 2009

Primeros capítulos de la quinta temporada de “Perdidos” (“Lost”), y primeras decepciones

Me aburrí. Nunca hubiera pensado que una cosa así podría ocurrirme con la que sin lugar a dudas es una de las mejores series de televisión de todos los tiempos, pero, tras ver los dos primeros capítulos de la quinta temporada de “Perdidos”, emitidos en Estados Unidos el pasado miércoles de 21 de enero, tuve la sensación extraña de que alguien se ha metido en un lío enorme y no sabe muy bien cómo salir de él.
Durante casi un centenar de episodios, algunos de ellos convertidos ya en auténticos clásicos de la televisión, siempre hemos creído que los guionistas de “Perdidos” sabían bien dónde nos llevaban, a pesar de que nos tendieran cientos de trampas en el camino y a pesar de que en los recovecos del viaje fuéramos dejando algunos detalles sin explicar que, en general, no colisionaban gravemente con las líneas básicas de la narración. Pues bien, ahora comenzamos a dudas ya de la sabiduría de los pilotos, y tras ver “Because You Left" y "The Lie", cualquiera puede pensar que, entre tanto viaje en el tiempo, entre tantas ubicuidades especiales, entre tantos saltos en el calendario y entre tatas líneas argumentales abiertas y sin cerrar, muchas cosas pueden estar abocadas al desastre.
Los espectadores de “Perdidos” estamos curtidos en mil batallas. Hemos padecido monstruos, apariciones, desapariciones, misterios científicos, cábalas numéricas, tramas policiales, alucinaciones, arcanos médicos, resurrecciones, muertes dramáticas, saltos en el tiempo, ubicuidades espaciales y muchas cosas más. Nunca nos ha importado y hemos seguido atónitos contemplando fascinados el televisor porque teníamos confianza en “ellos”. “Ellos”, los guionistas, los escritores, los responsables de esta inconmensurable obra de ficción, nos habían dejado entrever que “Perdidos” era como una enorme muñeca rusa de esas que contienen en su interior muchos ejemplares replicados de sí mismas. Pero ahora, tras ver el inicio de esta quinta temporada de “Perdidos”, algunos empezamos a creer, muy a nuestro pesar, que el juguete se ha roto, que las piezas se han esparcido por toda la habitación y que nadie sabe muy bien cómo volver a poner la diversión en marcha.

Problemas de verdad para los náufragos

La nueva sesión de “Lost” comienza, aproximadamente, donde nos dejó la temporada anterior y, además de saber que tras el desplazamiento físico y temporal de la isla provocado por Benjamin Linus el arrecife se ha convertido en algo muy parecido a un infierno donde los saltos en el tiempo se producen cada pocos minutos, lo único que nos ha quedado claro es que los seis del vuelo 815 de Oceanic que consiguieron ser rescatados, han de volver al islote porque, de lo contrario, podría llegar el final para todos...
En fin, que, como no cambien mucho las cosas, aventuramos problemas, pero de los de verdad, para los náufragos más famosos de la ficción universal, solamente superados por Robinson Crusoe. De hecho, los ejecutivos de la cadena ABC no deben estar muy contentos con los resultados de la serie en el estreno de su quinta temporada en Estados Unidos. Solamente consiguió 11,66 millones de telespectadores, perdiendo 4,77 millones con respecto al estreno de la cuarta temporada, emitido el 31 de enero del año pasado. Concretamente, y mientras se emitía "Because You Left", el primer capítulo, entre las 21:00 y 22:00 horas, “Lost” quedaba en el tercer lugar de audiencia, siendo superada por el estreno de la nueva serie de la Fox, “Lie to Me”, y por la serie de la CBS “Criminal Minds”. Luego, entre las 22:00 y las 23:00, horario del episodio "The Lie", quedó en segundo lugar, siendo superado nuevamente por la CBS con la serie CSI: Nueva York.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...