jueves, 28 de mayo de 2009

El final de la quinta temporada de “Perdidos” (“Lost”) reafirma los motivos de nuestra fe

Cuando se estrenó en Estados Unidos la quinta, y hasta el momento última temporada de “Perdidos” (“Lost”), escribí en este blog un comentario en el que señalaba la extrañeza y la preocupación que los primeros capítulos de esta etapa habían levantado entre quienes consideramos que esta producción de la ABC es de lo mejor que hasta el momento ha salido de la ficción televisiva.
Hablábamos entonces de guionistas perdidos, de historias inacabadas, de personajes ausentes y de cómo el ritmo narrativo de esta obra, que siempre había sido uno de sus elementos más valorados, parecía haberse quebrado por completo.
Pues bien, hace unos días finalizó en USA la quinta temporada en cuestión y... debo pedir disculpas por mi falta de confianza en el genio de los creadores de este serial que es tanto decimonónico como absolutamente posmoderno. “Lost” sigue adoleciendo de cierta confusión, sí, pero la trama avanza, hacia delante y hacia atrás, y mantiene su coherencia; pero, sobre todo, el final de esta etapa revela que, mal que bien, los hacedores de la obra saben hacia dónde se dirigen, que conocen la trama en su integridad y que no dejan nada al azar. Nuestra fe puede estar, así, justificada. Desde aquí, y después de contemplar sin respiración el último capítulo doble con el que se ha despedido “Perdidos” hasta 2010, solamente podemos decir una cosa: creemos en “Lost” sobre todos los programas de ficción, creemos en los Otros, en la Iniciativa e, incluso, nos creemos la ¿resurrección? de personajes. No volveremos a pronunciar en vano el nombre de los guionistas, alabaremos las múltiples formas del su misterio y guardaremos descanso el día del gran Incidente. No más dudas, no más preguntas, no más orgullo desmedido por nuestra parte, simples y mortales espectadores.
Que J. J. Abrams perdone nuestro atrevimiento y acepte nuestra contrición.
Amén.


1 comentario:

  1. jajajaj sí ya lo dijo Márquez en su día y si entonces el periodismo estaba cambiando imagina ahora con el amarillismo social...

    Pero bueno decir que lo del periodismo de verdad lo dejo para mi trabajo, el blog lo uso más como espacio personal de hecho lo hice con mis amigas y bueno, es un poco para crear nuestro huequillo. De todas maneras y aunque por éste tipo de cosas parezca mentira algunos jóvenes seguimos hablando de temas trascendentales a nivel político, social, económico ... ;) a lo mejor quién sabe, algún día podamos compartir algunos de esos temas. Trabajas en prensa?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...