lunes, 6 de julio de 2009

El esperado regreso de Aldous Huxley

Resulta curioso comprobar cómo, periódicamente, algunos grandes escritores aparecen y desaparecen de los gustos populares y, lo que es peor, de las librerías e, incluso, de algunas bibliotecas. Es el caso de Aldous Huxley, uno de los autores que más apreciado y que, desde hace algunos años, bastantes ya, apenas es recordado por unos cuantos estudiosos y algunos seguidores fieles de su obra.
Ahora parece que la obra de este escritor británico comienza a ser reivindicada por escritores y artistas, y que su nombre comienza nuevamente a ser relativamente conocido, a pesar de que, en las tiendas de libros, aún sea difícil encontrar un trabajo de este prolífico escritor que no sea "Un mundo feliz". Felizmente, y para paliar esta situación, se acaba de publicar el libro "Si mi biblioteca ardiera esta noche: Ensayos sobre arte, música, literatura y otras drogas." (Editorial Edhasa), que con selección, prólogo y traducción de Matías Serra Bradford, vuelve a recuperar a ese gran intelectual, y magnífico analista cultural, que fue Aldous Huxley.
Huxley, que nació en 1894 en Godalming, una localidad muy cercana a Londres (Gran Bretaña), perteneció a una familia de gran tradición científica y humanística. El abuelo de Aldous, por parte paterna, fue el célebre biólogo británico Thomas Henry Huxley, y su padre, Leonard Huxley, también fue un destacado biólogo que dirigió la revista “Cornhill Magazine”. Su madre, Julia Arnold, que fue una de las primeras mujeres en estudiar en la Universidad de Oxford, era sobrina del poeta Matthew Arnold y hermana de la novelista Humphry Ward, la cual,ejerció de protectora de Aldous cuando a los catorce años se produjo la muerte de su madre.
Aldous Huxley, desde muy joven, fue un intelectual preocupado por las más diversas cuestiones sociales, desde la política a la historia, pasando por la ciencia, la religión o la mística. Sobre todos estos temas trabajó en una muy extensa producción literaria que abarca decenas de novelas, ensayos, trabajos periodísticos e, incluso, libros de viajes. En mi opinión, entre su ingente obra, mucha de la cual no está publicada en castellano, destacan las novelas “Los escándalos de Crome”, “Ciego en Gaza”, “Mi tío Spencer”, “Contrapunto” y, sobre todo, “Un mundo feliz”. Entre sus ensayos, destacaría especialmente “La filosofía perenne”, aunque también “Las puertas de la percepción”.
Aldous Huxley, que hasta 1930 pasó mucho tiempo en Italia y que a finales de la década de los años 30, en 1937, emigró definitivamente a Estados Unidos (California), fue un precursor del pacifismo político y, en determinados momentos de su vida, estuvo muy influenciado por el misticismo oriental, al que se acercó tras probar algunas drogas psicodélicas como la mescalina.
Pero, por encima de todo, Aldous Huxley fue un intelectual con mayúsculas. Un humanista excepcional y un no menos excepcional crítico de la realidad política, social y cultural que se vivía en el corazón del siglo XX. Con una grave enfermedad ocular con la que tuvo que luchar a lo largo de casi toda su vida, con unos conocimientos enciclopédicos, con una capacidad de análisis absolutamente fuera de lo común y especialmente dotado para la literatura, Huxley construyó una obra excepcional entre la que “Un mundo feliz” brilla con especial fuerza, pero que incluye otros muchos trabajos de los más variados géneros.

¿Quiere suscribirse a nuestro boletín informativo gratuito?

Entrevista con Aldous Huxley (Idioma: inglés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...