miércoles, 22 de julio de 2009

Quince años sin "Family"


Hace quince años ya que desapareció Family, uno de los mejores, sino el mejor, grupo de música pop que ha surgido en España a los largo de las últimas décadas. Todos los veranos, sin conocer muy bien la razón, recupero la única grabación oficial realizada por este dúo donostiarra, “Un soplo en el corazón” (1993), y vuelvo a dejarme acariciar por las letras y la música de Javier Aramburu (voz y guitarra) e Iñaki Gametxogoikoetxea (bajo y programaciones).
"Family", que mantuvieron su actividad musical entre 1989 y 1994, conseguirían con esta única creación una de esas extrañas obras de arte que, sin saber muy bien cómo, surgen en un momento histórico muy determinado y que desde el instante inicial en el que tomas contacto con ellas sabes que se trata de algo muy especial que permanecerá largamente en el tiempo.
Sobre "Un soplo en el corazón" se ha dicho que "más que un álbum, es una leyenda". Pero, a pesar de la gran acogida que el disco tuvo en su momento -casi toda la prensa musical de la época lo catalogó como el mejor disco del año 1994- Family no hizo promoción del mismo y sus presentaciones en público fueron nulas. Con el paso del tiempo, "Un soplo en el corazón" sería reconocido como uno de los mejores álbumes de la década de los noventa, además de ser uno de los discos que daría a conocer masivamente lo que acabaría conociéndose como "Sonido Donosti".
La música de Family, heredera de “La Mode”, de “New Order” y de “The Smiths”, posee una magia especial imposible de describir porque acciona resortes emocionales que no sabemos muy bien dónde guardamos. Las canciones de Family son hermosas, pero sencillas; son alegres, pero melancólicas; son tiernas, pero no pedantes; son inocentes, pero extrañamente profundas; son nostálgicas, pero esperanzadoras; son, en fin, pequeñas perlas cultivadas con dolor al borde del mar.
Como todos los veranos, llevo un par de semanas con los temas de Family pegados a mí como si de una ligera y persistente capa de salitre, lluvia, ingenuidad y días de verano se me hubiera adherido al cuerpo. Pero sé muy bien lo que es. Se trata, simplemente, de un soplo de música en el corazón.

¿Quiere suscribirse a nuestro boletín informativo gratuito?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...