jueves, 8 de julio de 2010

Pequeñas cosas que hacen naciones grandes


Una nación se cimienta sobre una historia común, sobre unas instituciones compartidas, sobre unas normas universalmente aceptadas, sobre un idioma que une, sobre un marco estable de convivencia y, especialmente, sobre un conjunto grande o pequeño de ciudadanos que se identifican con un proyecto político, social y cultural que dibujan como propio. La práctica cotidiana también nos demuestra, una vez tras otra, que un país se construye, se vincula, se cohesiona, se abraza, se solidifica y se hace mayor a golpe de grandes gestas, de acciones un poco heroicas, especialmente deportivas (siempre mejor que bélicas), que, de vez en cuando, nos hacen a todos un poco más grandes y, quizás, un poco mejores.
España acaba de vivir uno de esos momentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...